Top

Peligros en las dietas extremas

Dietas cortas y Rápidas

Cuando se acerca el verano la mayoría de las personas se desespera por empezar una dieta exigiéndose así mismos resultados rápidos. Buscamos diferentes planes de dieta y esquemas de ejercicios extremos que ayudaran a lucir la ropa que deseamos. Una dieta muy extrema puede ser muy peligrosa para tu salud así lo confirman muchos doctores y nutricionistas que observan a menudo resultados desastrosos y no lo recomiendan por ningún motivo. Pero las personas siente la necesidad de perder peso rápidamente y prefieren pasar hambre todo el día con el fin de bajar un par de kilos.

Las dietas extremas se caracterizan por suprimir alimentos o privarse por completo de ellos. Pero como muchos ya saben hay alimentos que son irremplazables ya que su contenido nutritivo es nuestra energía diaria. Debemos saber mantener nuestro cuerpo bien alimentado mientras dura nuestra dieta para evitar todos estos efectos.

Muchas de las dietas extremas se concentran en eliminar por ejemplo la leche con materia grasa, proteínas y vitaminas necesarias para nuestro diario vivir y que a falta de ellas podemos sentirnos muy débiles, fatigados, sentir dolores musculares o frecuentes dolores de cabeza. Las dietas extremas contribuyen generalmente al “efecto yo-yo” esto quiere decir si una persona pierde un par de kilos dejando de comer por una semana podría llegar a sentir el doble de hambre luego y comerá hasta saciarla completamente lo que le llevara a subir los kilos que perdió o quizás mas.

La duración de una dieta extrema no debe ser prolongada

Los nutricionistas recomiendan a las personas que desean hacer dietas así de extremas que estas no deben durar más de tres a cinco días y debe incluir algunos alimentos que puedan suplir los kilos que se intentan perder. Ensaladas por ejemplo no son causa de aumento de peso, mientras que el queso y las carnes si lo son. Comer lechuga todo el día no es necesario, pero si comer diferentes ensaladas en el día nos ayudara a sentirnos satisfechos.

Las frutas frescas como las frutillas y el kiwi pueden ayudarnos a satisfacer las necesidades de azúcar en nuestro cuerpo y a la vez nos ayudara para satisfacernos y no tener hambre.
Las dietas extremas son efectivas siempre y cuando no sean por mucho tiempo, no cabe duda que son peligrosas ya que afectan nuestra salud, pero sabiendo balancear nuestra alimentación podrá ser efectiva, siempre y cuando se consulte un nutricionista.

Commentarios Cerrado.

Bottom