Top

Diabetes Durante el Embarazo

diabetes embarazoLa diabetes gestacional es el incremento de glucosa (azúcar) en sangre durante la gestación. La incidencia es de aproximadamente el 2% del total de mujeres embarazadas y se asocia con un aumento de la probabilidad de enfermar y morir del bebé desde una semana antes del parto hasta el mes de vida.

El cuerpo sintetiza una hormona llamada insulina que se encarga de introducir la glucosa dentro de la célula para ser usada como energía. Se encarga junto con otras hormonas de mantener normales los niveles de glucosa en sangre. Pero en la gestación se producen numerosos cambios hormonales, entre ellos la alteración en la secreción y sensibilidad a la insulina.

La glucosa es el nutriente que más abundantemente atraviesa la placenta. El bebé sintetiza su propia insulina pero si la madre tiene aumentada la glucosa en sangre, le pasará más glucosa a su bebé y de esta forma el bebé obtendrá más energía de la que necesita, obteniendo como resultado un peso de nacimiento mayor a 4 kg, lo que puede dificultar el parto.

El obstetra analizará cada caso para evaluar la posibilidad de realizar una cesárea, si bien por lo general los partos no presentan complicaciones.

Las consecuencias de la diabetes gestacional para el bebé son:

Hipoglucemia (poca glucosa en sangre) luego de nacer, ya que tiene mucha insulina para la menor cantidad de glucosa que ingresa ahora por la boca con la leche. El tratamiento inmediato es darle a beber agua azucarada hasta que se se normalizan los niveles de insulina en sangre, unas horas después.

En casos graves el bebé puede presentar Síndrome de Distrés Respiratorio del recién nacido, que es una insuficiencia respiratoria mortal si no se trata debidamente.

Se desconocen las causas de la diabetes gestacional, de todos modos es muy probable que remita sola luego del parto. Sin embargo, una mamá que tuvo diabetes gestacional en un parto puede hacerlo en el siguiente y un 60% de las mujeres con antecedentes de diabetes gestacional desarrollaran diabetes en los 15 años siguientes al parto.

Evitando el sobrepeso hay menor probabilidad de desarrollarla. Amamantar ayuda a perder los kilos ganados en el embarazo, ya que para la síntesis de la leche se usan reservas grasas que comenzaron a sintetizarse desde el primer trimestre de la gestación.
La lactancia es esencial para el vínculo madre-hijo y para protegerlo de infecciones y alergias, ya que sólo la leche materna contiene anticuerpos.

Hay que diferenciar entre la madre que ya era diabética antes del embarazo de la que presenta diabetes durante la gestación. Ambas deben tener un cuidado individualizado y con personal experto. La diabetes gestacional se trata sólo con dieta, necesitando insulina en casos extremos.

En cambio la madre que ya era diabética además de la dieta debe recibir insulina, según las dosis indicadas por el médico. Los hipoglucemiantes orales están contraindicados, ya que provocan hipoglucemia en el bebé al nacer.


El éxito del embarazo depende de un control médico regular, una dieta adecuada, y vigilar la glucemia para mantenerla entre los valores óptimos.

El diagnóstico precoz y el cuidado dietético ayudarán al buen desenlace de la gestación.

Commentarios Cerrado.

Bottom