Top

Anemia: ¿Se Puede Tratar Sólo con Alimentos?


El hierro es un mineral, y al igual que el resto de vitaminas y minerales, es esencial para la vida. Se encarga de formar la hemoglobina, proteína que transporta el oxígeno en los glóbulos rojos y está presente en una infinidad de reacciones metabólicas.

La anemia es un trastorno caracterizado por la alteración de los glóbulos rojos presentes en la sangre, disminuyendo la cantidad de oxígeno provisto a todas las células del cuerpo. Este trastorno se presenta en el 20-25% de los bebés del mundo. Prevenirla es muy importante, ya que si no se cuenta con la cantidad adecuada de glóbulos rojos, no llega el oxígeno necesario, causando una disminución en la capacidad de concentración y en el desarrollo intelectual y motor del niño.

El recién nacido, si la alimentación en el embarazo fue la adecuada, nace con las reservas de hierro necesarias para satisfacer sus necesidades hasta los 4-6 meses. En los primeros dos años de vida, la velocidad de crecimiento es muy acelerada, el niño expande su volumen corporal y sanguíneo en gran medida. Después de esa edad es conveniente que reciba algún tipo de suplementos.

Las fuentes de hierro son todo tipo de carnes, blancas y rojas, vísceras, mariscos, legumbres (lentejas, porotos, arvejas), vegetales de hoja verde oscura y frutas secas (nueces, avellanas, almendras, entreo otras). La cantidad de hierro presente en las carnes es similar a la contenida en los vegetales y legumbres. Pero la biodisponibilidad, es decir, la cantidad de hierro aprovechable para el organismo es mucho mayor en las carnes.

El hierro presente en las carnes se absorbe en un 20%, mientras que el que se encuentra en legumbres, vegetales y vísceras lo hace de un 2 a un 8%, dependiendo de factores que estimulen su absorción, como ser la vitamina C. Los factores que inhiben su absorción del hierro son la fibra y los taninos, presentes estos últimos en el té y café. Por lo que debemos tratar de obviar el típico cafecito después de comer legumbres, vísceras o vegetales de hoja verde.

Una anemia no se puede curar sólo con alimentos, se requiere gran cantidad de hierro para que se vuelvan a formar la cantidad necesaria de glóbulos rojos. Debe tratarse con suplementos de hierro, generalmente en forma de sulfato ferroso. Pero cuidando de no pasarse en las dosis indicadas por el médico, ya que, el hierro en gran cantidad puede resultar tóxico.

Es importante tener en cuenta la complementación de vegetales y jugo de naranja. Más en poblaciones con riesgo de presentar deficiencias por una carencia en el aporte de hierro, que hoy en día son todos los niños. En las clases sociales altas por el alto consumo de alimentos ricos en calorías y grasas y desprovistos de vitaminas y minerales, como son los snacks, y en las clases bajas por, en muchas ocasiones, no consumir carnes ni vegetales en todo el día.

Commentarios Cerrado.

Bottom