Top

Alcohol, Tabaco y Cafeína en el Embarazo

Alcohol En El EmbarazoHay ciertas sustancias que pueden afectar al feto si son consumidas en exceso. El alcohol consumido diariamente debe evitarse, ya que afecta al feto cuando se consumen grandes cantidades.

El bebé de una mujer alcohólica puede presentar síndrome alcohólico fetal, este produce malformaciones en la cara y las articulaciones, falta de crecimiento antes y después de nacer, retraso en el desarrollo mental, dificultad de aprendizaje y alteraciones neurológicas. Los niños de madres que ingieren cantidades moderadas de alcohol en el embarazo pueden presentar alguno de estos síntomas. Estas mujeres también tienen un índice más elevado de abortos espontáneos, desprendimientos de placenta y niños con bajo peso al nacer.

El alcohol atraviesa la placenta libremente, entonces a mayor cantidad de alcohol ingerido mayor efecto sobre el feto. No se ha establecido una cantidad segura de bebida alcohólica, al parecer una ingesta leve, dos a la semana y cada una no mayor a 30cc no traería un resultado adverso. A pesar de esto lo recomendado es no consumirlas y reservar la ingesta para ocasiones como los brindis y reuniones. Las bebidas con alto grado de alcohol (como whisky, fernet, vodka, licores, gin, ron, etc.) deben evitarse durante los nueve meses de gestación.

En cuanto al tabaco, una mujer tabaquista que fume más de 10-20 cigarrillos por día, tiene riesgo de tener un bebé con bajo peso al nacer (menor a 2,5 Kg), con las consecuencias que esto acarrea, menor capacidad motora e intelectual y mayor probabilidad de enfermar. Pero si el consumo de cigarrillos no es excesivo parece no traer consecuencias negativas. Igualmente se recomienda eliminar el hábito.

La cafeína atraviesa la placenta y penetra en el feto, su exceso puede alterar la frecuencia cardíaca y respiratoria del mismo. Esto ocurre cuando la madre toma café en exceso, 6 o más tasas al día. Los estudios realizados en humanos son muy escasos, en ratones dosis masivas son causantes de malformaciones. Hasta el momento no se ha demostrado que la cafeína provoque defectos en el nacimiento, pero se recomienda a la mujer embarazada y en lactancia un máximo de dos tasas medianas de café por día.

También debe controlarse la ingesta de otros productos que contienen cafeína como las bebidas colas, cuya concentración es de 0,11 a 0,13 gramos en 100cc. La cantidad de cafeína depende del color de la infusión, si el café es liviano tienen menos cafeína disuelta. El contenido en cafeína de una tasa de café a una dilusión normal es de 1 gramo cada 100cc; y del café descafeinada entre 0,2 y 0,9 gramos cada 100cc.

Entonces queda la embarazada debe evaluar el consumo de cada una de las sustancias peligrosas, hay que recordar que la salud del bebé solo depende de ella.

Commentarios Cerrado.

Bottom