Top

Acido Fólico: una Vitamina que Requiere Mayor Atención

acido folicoLa deficiencia de ácido fólico en los adultos se asocia con alteraciones sanguíneas, cardiopulmonares, gastrointestinales, dermatológicas, genitales, psiquiátricas y con fertilidad. En la población es raro encontrar deficiencia de esta vitamina, se podría presentar en personas alcohólicas o desnutridos con deficiencias múltiples.

Pero en el embarazo y en la lactancia sus requerimientos aumentan considerablemente, siendo necesario para el crecimiento del feto, placenta, mamas y otros tejidos maternos y para el normal desarrollo del sistema nervioso del feto.

El requerimiento diario de ácido fólico en el adulto es de 100ug y en la embarazada es de 600ug.

La deficiencia de ácido fólico causa una anemia llamada megaloblástica, la mayor incidencia es en el tercer trimestre del embarazo o antes del parto. Es común encontrar deficiencia en mujeres embarazadas de bajo recursos y adolescentes embarazadas, ya que en el primer caso suelen presentar una leve deficiencia antes del embarazo y en el segundo, sus requerimientos son mayores todavía.

No todas las mujeres con disminución de folato desarrollan anemia megaloblástica, ésta se produce generalmente cuando los valores de folato ya eran bajos antes del embarazo.

El cuerpo de la embarazada tiene preferencia por llevar folato al feto, causando mayor deficiencia en la madre. La placenta tiene una gran capacidad de captar ácido fólico para transportarlo al feto. Esto se vé cuando una madre con deficiencia de ácido fólico da a luz un niño con reservas normales de folato, por eso se dice que el feto es como una especie de ?parásito? para la madre. Pero gracias a este mecanismo el feto se protege de las consecuencias de la deficiencia de ácido fólico.

Las complicaciones de la deficiencia de ácido fólico son:

- Infecciones en la madre, presentando bacterias en orina.
- Hemorragia uterina.
- Abruptio placentae (desplazamiento abrupto de la placenta).
- Placenta pequeña, bajo peso al nacer y prematurez.
- Defectos cardíacos en el feto y retardo del crecimiento.
- Y lo más importante, malformaciones fetales, alteraciones del tubo neural (espina bífida y anencefalia la cual causa la muerte del niño). Estas alteraciones se dan en una pequeña cantidad de casos severos.

Se recomienda suplementar con 0,3mg/día a todas las embarazadas desde el primer trimestre. Suplementar con dosis mayores previene de alteraciones en tubo neural a mujeres que ya tuvieron un niño con este defecto.

Es muy importante que se tome consciencia de las consecuencias de la deficiencia de esta vitamina, ya que se pueden prevenir alteraciones nerviosas muy importantes e irreversibles para el feto.

Los obstetras deben advertir a todas las mamás, descubrir a las de alto riesgo y suplementarlas en cantidad adecuada. Lo ideal sería suplementar antes del embarazo para que llegado el momento de la gestación los niveles de ácido fólico sean los adecuados.

Commentarios Cerrado.

Bottom